Autoridades de Mesa

MESAS RECEPTORAS DE VOTOS [ Extracto Ley electoral XI Nro. 6 ]

TÍTULO XIII
MESAS RECEPTORAS DE VOTOS

ARTÍCULO 84.- Cada mesa electoral tendrá como única autoridad un funcionario que actuará con título de presidente. Se designarán también un (1) vicepresidente 1º y un (1) vicepresidente 2º que auxiliarán al presidente y lo reemplazarán en los casos que esta Ley establece.

 

ARTÍCULO 85.- Estas autoridades deberán tener las siguientes calidades:
a) ser elector en ejercicio;
b) residir en el circuito electoral;
c) saber leer y escribir.

 

ARTÍCULO 86.- Los presidentes y vicepresidentes que debieren votar en una mesa distinta, podrán hacerlo en la que tuvieren a su cargo, al sufragar en tales condiciones dejarán constancia de la mesa a la que pertenecen.

 

ARTÍCULO 87.- El Tribunal Electoral hará el nombramiento de presidente y vicepresidente teniendo en cuenta las condiciones antes indicadas, tendientes a obtener las mejores garantías de idoneidad e imparcialidad y comunicará su designación a los nombrados con no menos de veinte (20) días de anticipación a la fecha de la elección.

A este efecto está facultado para solicitar de las autoridades, partidos políticos, instituciones, los datos y antecedentes que estimen necesarios. El Tribunal enviará a las personas designadas, conjuntamente con el nombramiento, una copia de las disposiciones de esta Ley, que establezca las atribuciones y deberes de las autoridades del comicio.

 


 

ARTÍCULO 88.- El cargo de autoridad de mesa receptora de votos es obligatorio y nadie puede excusarse de desempeñarlo, sino por razones de enfermedad, fuerza mayor, debidamente justificada, o por haber cumplido sesenta (60) años de edad. Son también causales de excepción desempeñar funciones de organización o dirección de un partido político reconocido o ser candidato. La causa de excusación deberá ser presentada al Tribunal Electoral dentro de los tres (3) días de recibido el nombramiento, para que resuelva sin más recursos. Transcurrido este plazo sólo podrán excusarse por razones sobrevinientes, las que serán objeto de consideración especial por el Tribunal.

Las autoridades de mesa designadas en virtud de lo previsto en el artículo precedente y que efectivamente hayan desempeñado su labor el día del comicio, tendrán derecho a un día de franco laboral, cualquiera sea el trabajo que desempeñen, tanto de índole privada como pública, sin que ello signifique disminución alguna en su salario. Este beneficio deberá ser utilizado dentro de los cinco (5) días hábiles posteriores al comicio, pasados los cuales perderá vigencia.

 ARTÍCULO 89.- Corresponde a los presidentes de mesa:
a) tomar las providencias necesarias para obviar cualquier inconveniente que entorpeciere el acto electoral, pudiendo ordenar la detención de quien pretendiere alterar el orden;
b) ordenar la detención de personas que pretendieren votar dos o más veces; que intentaren dar publicidad a su voto en el acto de emitirlo; o que cometieren alguna otra infracción electoral;
c) disponer las medidas necesarias para mantener expedito el lugar del comicio y las vías del mismo;
d) emitir, al momento de finalizar las tareas inherentes al escrutinio provisorio, los certificados que acrediten la presencia de los ciudadanos designados como autoridades de mesa, debiendo los mismos estar firmados por el presidente, las demás autoridades de mesa presentes y por lo menos uno (1) de los fiscales que estuvieren presentes en ese momento. Este certificado, juntamente con la cédula de designación, será la documentación válida para solicitar el franco laboral.

 


 

ARTÍCULO 90.- Bajo ningún pretexto se permitirá que permanezca en el local donde funcionan las mesas receptoras de votos, otras personas que las autoridades de aquéllas, los candidatos, apoderados o los fiscales en funciones, y los agentes encargados de mantener el orden, que dependen del presidente de la mesa. Los electores permanecerán en el local de la mesa el tiempo necesario para cumplir su cometido, debiendo retirarse de inmediato una vez depositado su voto.

 

ARTÍCULO 91.- A fin de asegurar las inmunidades de los miembros de las mesas receptoras de votos, ninguna autoridad podrá detenerlos durante las horas en que debieran desempeñar sus cargos, ni después de la aceptación de su designación, salvo el caso de flagrante delito u orden del juez competente.

 

ARTÍCULO 92.- Los presidentes de mesa están obligados a aceptar a los fiscales que acrediten su designación.

 

ARTÍCULO 93.- El Tribunal Electoral dispondrá que la nómina de los presidentes de mesa, vicepresidentes y su ubicación, se publique en un diario o periódico de la localidad a que correspondiere o en carteles que se fijarán en los lugares públicos, con diez (10) días de anticipación. Estas nóminas se comunicarán a los apoderados de los partidos políticos inscriptos ante el Tribunal y reconocidos por éste.

 

ARTÍCULO 94.- El presidente de mesa y los vicepresidentes deberán encontrarse presentes durante el momento de la apertura y clausura del acto electoral, salvo enfermedad o fuerza mayor, en su caso. Su misión esencial es velar por el correcto desarrollo del acto eleccionario. Al reemplazarse entre sí, los funcionarios asentarán nota de la hora en que tomaren el cargo. En todo momento deberá encontrarse en la mesa un (1) vicepresidente para reemplazar al que está actuando de presidente, si así fuere necesario.

 


 

ARTÍCULO 95.- El Tribunal Electoral designará con más de treinta (30) días de anticipación a la fecha del comicio, los lugares donde funcionarán las mesas y éstas deberán distribuirse contemplando en la mejor forma posible la proximidad de los domicilios de los electores y evitando la concentración de las mismas en los centros urbanos.

 

ARTÍCULO 96.- Para la ubicación podrán habilitarse dependencias oficiales, locales de instituciones de bien público, salas de espectáculos y otras que reúnan las condiciones necesarias para ese objeto.

 

ARTÍCULO 97.- El Tribunal Electoral podrá modificar, en caso de fuerza mayor, la ubicación asignada a las mesas. La instalación de comités, subcomités o grupos de carácter político, con posterioridad a la resolución del Tribunal, no podrá considerarse como causa de fuerza mayor para determinar el cambio de una mesa. El Juez de Paz o la autoridad que lo reemplace en su defecto, por intermedio de las autoridades policiales, deberá cerciorarse veinte (20) días antes de cada elección, sobre la condición de los locales designados por el Tribunal Electoral y notificar por escrito a los respectivos ocupantes o cuidadores.

linea 2
Copyright